image/svg+xml image/svg+xml image/svg+xmlimage/svg+xmlimage/svg+xml Cómo Hacer un Curso de eLearning Interactivo: La Última GuíaCómo Hacer un Curso de eLearning Interactivo: La Última GuíaCómo Hacer un Curso de eLearning Interactivo: La Última GuíaCómo Hacer un Curso de eLearning Interactivo: La Última GuíaCómo Hacer un Curso de eLearning Interactivo: La Última GuíaCómo Hacer un Curso de eLearning Interactivo: La Última GuíaCómo Hacer un Curso de eLearning Interactivo: La Última GuíaCómo Hacer un Curso de eLearning Interactivo: La Última Guía

¿Qué es eLearning interactivo?

Antes de empezar, es esencial estar absolutamente claros sobre lo que se quiere decir con “interacción”. Una interacción es una acción bidireccional donde los objetos tienen un efecto entre sí, a diferencia del efecto unidireccional.

En el campo del aprendizaje, el término “interacción” es por lo general usado en conexión con un concepto de aprendizaje activo. La idea es que los aprendices aprenden mejor cuando necesitan participar en el proceso activamente, en lugar de simplemente leer un texto o ver un video. En otras palabras, siempre es mejor tener a los aprendices haciendo que observando.

Los ejemplos más obvios de capacitación interactiva son cuando hay una lista de preguntas y tareas después de cada párrafo en un cuaderno de trabajo, o incluso cuando un instructor dice algo como: “Levante su mano si…” El objetivo es el mismo: hacer que los aprendices no solamente absorban pasivamente la información sino que de alguna manera sean estimulados a la acción: comunicar, reflexionar, crear, o poner sus nuevas habilidades en práctica.

Si ves una película, eres un espectador pasivo (comer palomitas de maíz no cuenta), pero si juegas un vídeo juegos, tu activamente eres parte de los eventos.

Para eLearning, las interacciones no son tan diferentes, salvo por el hecho de que el proceso es usualmente asíncrono, por lo que el instructor no puede ver la reacción de cada aprendiz, hacer un chiste cuando la audiencia se aburre, o proveer una explicación adicional si alguna pregunta surge.

Afortunadamente, a medida que la tecnología se desarrolla, hay soluciones y herramientas que te ayudan a interactuar con los aprendices, incluso con los cursos en línea que los aprendices llevan a su propio ritmo. Discutiremos esos también, pero primero dejemos claro por qué las interacciones son tan importantes para los cursos de eLearning.

¿Por qué molestarse con la interactividad?

Imagina que has estado manejando por la autopista por dos horas. Una vía familiar, un paisaje aburrido, no hay nada especial que capture tu atención. Sin embargo, la situación está plagada de peligros: el manejo monótono disminuye la concentración, lo cual puede tener consecuencias serias. En las películas de terror, suele aparecer un ciervo.

La falta de atención de los aprendices no es tan fatal, pero aun así lleva a un desperdicio de recursos, errores recurrentes, y a un error general del programa de capacitación. Así que no caigas en la trampa de creer que tus aprendices tomarán un tema de aprendizaje tan seriamente como tu, y serán capaces de estar concentrados de principio a fin.

La buena noticia es que en términos de capturar la atención, las interacciones bien organizadas funcionan igualmente bien, sin importar el tipo de capacitación en la que estés trabajando — en línea, fuera de línea, o mezclado.

Cuando decimos “bien organizadas”, no quiere decir que tienes que llenar cada diapositiva de tu curso con adornos para hacerlo interesante.

La interacción no tiene nada que ver con animaciones, y su objetivo no es una explosión visual. Es compromiso y retención.

En ese sentido, las interacciones sirven más como una técnica de ritmo.

Un paisaje plano, lineal y constante causa somnolencia. Lo mismo ocurre con el aprendizaje.

Cuidado con el flujo

La teoría del flujo fue originalmente inventada por Mihaly Csikszentmihalyi, psicólogo húngaro-americano. Su modelo de flujo representa el estado emocional de una persona mientras realiza una tarea o actividad. Cuando estamos “fluyendo”, nuestra concentración está al máximo, y estamos tan involucrados en una actividad que nada más alrededor parece importar. ¡Imagina los resultados sobresalientes que tus aprendices pudieran alcanzar si estudiaran de esta manera!

¿Qué tiene que ver la interactividad con el flujo?

Para incrementar las oportunidades de que tus aprendices vayan con el flujo, necesitas mantener un balance sutil entre complejidad de la capacitación y las habilidades de los aprendices. Si la tarea es muy difícil para ellos, se sentirán frustrados; si es muy fácil, se aburrirán rápidamente, y sus mentes divagarán. Sin embargo, cuando la tarea los mantiene al borde de sus habilidades, entonces el aprendizaje es realmente interesante

El modelo del flujo

Normalmente, crear una experiencia única de aprendizaje para cada aprendiz es como “Misión: Imposible”. Sin embargo, en cursos en línea, las interacciones bien organizadas funcionan exactamente con este fin: mantener la atención de los aprendices, su concentración alta, y la experiencia general positiva.

La curva de interes

Las otras interacciones de desafío te pueden ayudar a manejar los lapsos más cortos de atención humana. En el diseño de juegos, existe el concepto de una curva de interés, que es una representación gráfica del interés de un jugador en el proceso del juego. Jesse Schell, en su libro The Art of Game Design: A Book of Lenses (El Arte de Diseñar Juegos: Un Libro de Lentes), explica la importancia de planificar y controlar el ritmo del progreso.

Cómo usarlo para el aprendizaje

A pesar de que Schell usó la curva mientras desarrollaba juegos, el concepto de una curva de interés puede ser aplicada al aprendizaje.

Ejemplo de una curva de interés de “El Arte del Diseño de Juegos”.

Hay cuatro elementos de una curva de interés a las cuales se les debe prestar mucha atención mientras se crea una experiencia de aprendizaje interactiva:

  • Interés Inicial (A): Es mejor cuando sus aprendices están inicialmente interesados en el tema del curso, incluso si la capacitación es obligatoria. Puedes también crear campañas internas de relaciones públicas o alentar a los gerentes o a los líderes estudiantiles a recomendar ciertos contenidos a sus equipos.
  • El Gancho (B): Tener algo de interés antes del comienzo del curso es la mitad del trabajo. La tarea más difícil es mantenerlo. En este punto, necesitas colocar algo realmente emocionante que le dará a los aprendices una idea de qué esperar, y proveer un buen margen de interés para ayudar a retener la atención de los aprendices en las partes menos interesantes. Por ejemplo, puede ser una imagen de 360 interactiva o un tour completo en video.
  • Valles (D, F): Dale a los aprendices un poco de descanso, y no coloques grandes momentos uno junto al otro a menos que quieras cansarlos.
  • Climax (G): Es la interacción más divertida que puedes proveer para dejar a los aprendices queriendo más.

Al usar este modelo como un mapa para interacciones, puedes asegurarte de que tu curso en línea capture la atención de los aprendices de principio a fin. Este acercamiento demanda más esfuerzo en la planificación, pero el resultado es mucho mejor (solamente recuerda el último juego de computadora que te hizo olvidar el tiempo).

Las cuatro formas más accesibles para hacer
tu curso interactivo con iSpring Suite

Ahora que has pasado por la teoría, descubramos cómo convertir cursos ordinarios en algo más interactivo y divertido. Usaremos el conjunto de herramientas de autor de iSpring Suite para mostrarte cómo puedes incorporar diferentes tipos de interacción en módulos de eLearning.

1. Escenarios ramificados

¿Recuerdas la serie de libros Elige Tu Propia Aventura, donde hay diferentes giros y finales en la historia que dependen de tus elecciones? Puedes usar ramificaciones para dejar que los aprendices seleccionen su propio camino dentro del curso y así proveer una experiencia de aprendizaje individual para cada aprendiz.

La forma más obvia de usar ramificaciones es enviar a los aprendices que dan respuestas incorrectas a explorar algo más de información adicional sobre el tópico, y aquellos que logran hacerlo bien pueden ir al contenido más avanzado. De esta manera, el grado del reto variará dependiendo del éxito de cada aprendiz. Sin embargo, no es necesario marcar algunas opciones como incorrectas. Puedes crear opciones para diferentes personalidades (por ejemplo, extrovertidos e introvertidos) o estilos para la resolución de problemas.

Por ejemplo, un equipo de capacitación en NLMK, una compañía de hierro y acero, creó un curso interactivo con un escenario ramificado para explicar a los nuevos empleados como saber si algo está mal con las estaciones de tratamiento del gas y con las unidades purificadoras de agua, y demostrar las posibles consecuencias de tomar el enfoque incorrecto en el problema.

Los usuarios tienen una opción: sigue el camino correcto o ignora el problema.
Cada decisión tiene sus consecuencias.

Un bono extra al aplicar escenarios ramificados es que los aprendices se sienten como exploradores, no simplemente estudiantes que están tomando un curso intensivo.

2. Cuestionarios

Aunque los cuestionarios y las pruebas son tradicionalmente colocados en algún lugar al final de un curso interactivo, nosotros recomendamos usarlos no solamente como una batalla final — también son geniales como puntos de chequeo recurrentes. Por ejemplo, puedes hacer que aparezcan pantallas con pequeñas preguntas de verdadero-falso de vez en cuando para mantener a los aprendices despiertos.

La mecánica de los cuestionarios ha avanzado mucho de simplemente proveer a los aprendices con una lista de preguntas. Ahora, puedes capturar la atención de los aprendices con actividades de arrastrar-y-soltar, tales como preguntarles que organicen objetos o coloquen algo en cierta área:

¿Tienes alguna idea sobre dónde colocar la mantequilla?

3. Simulaciones de diálogos

Lo mejor de las simulaciones de diálogos es que son un ambiente seguro y aun así realista para practicar habilidades de comunicación, aplicar conocimientos en un cierto contexto, y obtener retroalimentación significativa no solamente en la forma de puntuaciones, sino también como una reacción de una persona virtual.

Con iSpring Suite, puedes crear una simulación independiente que puede ser una especie de evaluación, ya que cada respuesta correcta es premiada con puntos, o incluir simulaciones en un curso interactivo solo como minijuegos, para que los aprendices puedan parar y aplicar su conocimiento justo en ese momento.

El caso de uso más obvio de esta interacción es practicar negociaciones. Sin embargo, hay un sin fin de usos posibles, y algunos de ellos son muy creativos. Por ejemplo, en este demo eres un detective que investiga la desaparición misteriosa de una señora de edad de un hospital. Mira la versión en inglés de este demo.

Lo más difícil (y más divertido) de crear simulaciones de diálogos es hacer que los aprendices crean que este ambiente virtual no es simplemente un campo de juego con recortes de cartón en lugar de personas.

4. Eventos desencadenantes & hiperenlaces en PowerPoint

Trata de no voltear los ojos todavía; estas funciones clásicas no están limitadas a hacer clic en algunos enlaces para que una nueva línea de texto aparezca en la diapositiva. Algunas veces necesitas crear una ventana emergente, hacer una lista desplegable, o ocultar un huevo de pascua (un chistoso mensaje secreto para los aprendices más observadores). Realmente, animaciones con eventos desencadenantes pueden ser bastante impresionantes, entonces déjanos mostrarte el demo en inglés:

Sin embargo, si eres nuevo trabajando con eventos desencadenantes en PowerPoint, puede ser un poquito difícil, y ajustar y probar toma tiempo. Es por eso que el conjunto de herramientas de iSpring Suite incluye 12 plantillas interactivas ya listas que son muy útiles en una gran variedad de situaciones de capacitación. Ellas definitivamente harán que tu curso se vea profesional y harán tu vida mucho más fácil.

Por ejemplo, la interacción de las pestañas te ayudan a presentar contenido en una forma bien estructurada sin las viñetas interminables, y la interacción con el gráfico con etiquetas es genial para describir de lo que consiste un dispositivo complejo.

En resumen

Creemos que la interactividad es más que simplemente efectos extravagantes; es por eso que en este artículo, hemos tratado de equiparte con los enfoques y las herramientas. Y ahí lo tienes, algunas razones sólidas para usar interacciones en tu contenido de aprendizaje, y formas prácticas para realmente hacer elementos interactivos.

Ahora estás listo para crear cursos interactivos de aprendizaje que capturen la atención de los aprendizajes desde la diapositiva inicial con el título hasta la diapositiva final, y el kit de herramienta de iSpring Suite está aquí para hacerlo tan rápido y fácil como sea posible.

iSpring Suite
Herramienta de creación eLearning
Saber más
 
iSpring Learn
Быстрый запуск онлайн‑обучения в бизнесе за 3 простых шага
  • Создайте аккаунт
  • Загрузите учебные материалы
  • Назначьте курсы сотрудникам