image/svg+xml image/svg+xml image/svg+xmlimage/svg+xmlimage/svg+xml fb-white-10x14fb-10x14ok-white-10x19ok-10x19twitter-white-18x14twitter-18x14vk-white-16x11vk

¿Te gustaría crear capacitación en línea de forma más rentable y rápida? Una manera de lograr esto es crear e implementar objetos de aprendizaje (OA). De esta manera, en vez de empezar desde cero cada vez, podrás reutilizar partes de un curso de capacitación de forma rápida y fácil, personalizar el contenido según las necesidades de cada alumno o de un grupo específico y reducir significativamente los costos de creación.

En este artículo, te explicaremos qué es un objeto de aprendizaje, te proporcionaremos algunos ejemplos de objetos de aprendizaje y te contaremos cómo pueden los objetos de aprendizaje ayudarte a implementar cursos orientados a resultados de forma más rápida.

¿Qué es un objeto de aprendizaje?

Los objetos de aprendizaje son elementos de contenido o pequeños fragmentos de contenido educativo que pueden entregarse individualmente o juntos para lograr un objetivo de aprendizaje. Para no confundir a los alumnos, a menudo se les denomina lecciones o clases.

Qué es un objeto de aprendizaje

Dicho de otra manera, los objetos de aprendizaje son microlecciones que, cuando se combinan, forman el módulo de un curso o un curso completo. Si un curso fuera una lista de reproducción, los objetos de aprendizaje serían las canciones que componen la lista.

Estos son algunos ejemplo de objetos de aprendizaje que podemos encontrar en un curso digital:

Ejemplo de objetos de aprendizaje

¿Por qué utilizar objetos de aprendizaje?

Cuando no tienen mucho tiempo, los alumnos tienden a mirar rápidamente el material de capacitación en vez de leerlo con atención. Los módulos largos no son los más efectivos porque los alumnos acaban perdiendo el interés. Dividir el contenido de e-learning en objetos de aprendizaje más pequeños, que se pueden estudiar con mayor facilidad y que utilizan distintos medios de aprendizaje permite a los diseñadores instruccionales crear contenido más efectivo.

Ejemplo de objetos de aprendizaje

Trabajar con objetos de aprendizaje también te ayudará a crear una biblioteca con contenido de e-learning adaptable, que puede ser usado para distintos fines y durante mucho tiempo.

Ejemplos de objetos de aprendizaje

Los objetos de aprendizaje están diseñados para ser:

  1. Educativos. Deben tener un único objetivo de aprendizaje o poder combinarse con otros objetos de aprendizaje para lograr un objetivo de aprendizaje.
  2. Reutilizables. Deben diseñarse para ser independientes o combinarse fácilmente con otros objetivos de aprendizaje para poder ser reutilizados.
  3. Interoperables. Deben crearse en un formato común compatible con diferentes hardware, sistemas operativos y navegadores web.
  4. Extraíbles. Deben categorizarse y etiquetarse con metadatos de objetos de aprendizaje para poder encontrarlos fácilmente.

Vamos a ver qué tipos de objetos de aprendizaje podemos usar para la capacitación y vamos a ver ejemplos de OA que cumplen con estos requisitos. Todos fueron creados con la herramientas de creación de cursos iSpring Suite Max. Esta herramienta cubre todas las necesidades de creación, y te permite crear objetos de aprendizaje dinámicos que se adaptan a distintos estilos de aprendizaje. Esto es lo que ofrece:

1. Videos interesantes

Una de las mejores maneras de implicar a los alumnos y proporcionar mucha información en poco tiempo son los videos. Con el estudio de video incorporado de iSpring, puedes crear rápidamente tutoriales con grabaciones de pantalla y videos de cabezas parlantes. Tiene numerosas funciones que te permiten personalizar tus videos añadiendo anotaciones, sugerencias, fotogramas congelados y más.

Por ejemplo, una de las mejores maneras de enseñar a los empleados a usar un CRM es con una serie de tutoriales con grabaciones de pantalla que explican paso a paso cómo usarlo. Los empleados pueden verlo tantas veces como necesiten y pausar el video cuando no entiendan algo. Incluso hay una opción de cámara lenta para permitir que el alumno se concentre mejor en los pasos más complicados.

Los videos con cabeza parlante son perfectos para explicar temas teóricos de una manera simple y dinámica, como por ejemplo, este objeto de aprendizaje: «Capacitación en ventas: cómo prepararse para una llamada».

2. Presentaciones en línea

A veces, la opción más simple es la más efectiva. Las presentaciones en línea con pequeños párrafos de texto con imágenes y videos cortos son una manera ideal de presentar un tema, presentar información importante o analizar mensajes esenciales.

Crear presentaciones en línea es rápido, fácil y los resultados son siempre increíbles. iSpring Suite Max está integrado con PowerPoint, por lo que puedes crear diapositivas en una interfaz familiar y después convertirlas en un formato en línea. Esta herramienta viene con una biblioteca de imágenes incorporada y plantillas listas para usar, por lo que puedes crear objetos de aprendizaje de alta calidad en tan solo unos minutos.

Échale un vistazo a este objeto de aprendizaje, «El poder de la comunicación positiva», para ver un ejemplo de una presentación en línea y cómo funciona:

3. Simulaciones de diálogo

Las simulaciones de diálogo son excelentes para enseñar habilidades de comunicación. Además de fomentar la práctica, utilizan la narración y el contexto para animar a los alumnos a interactuar con el contenido de e-learning, pensar de forma crítica y retener más información.

Con iSpring Suite, puedes crear escenarios ramificados con mensajes de feedback personalizados y locuciones para diálogos para darle vida a tu simulación. También puedes utilizar el práctico sistema de puntos de iSpring para gamificar la simulación y ver el desempeño de tus alumnos.

Este objeto de aprendizaje es un ejemplo muy bueno de cómo las simulaciones de diálogo pueden darle más vida a la capacitación para el servicio de atención al cliente.

4. Eventos interactivos

Los objetos de aprendizaje interactivos animan a los alumnos a participar más en el aprendizaje. Cuando los alumnos participan de forma activa, son más responsables de su capacitación, se implican más y retienen más información. Como autor, debes buscar siempre formas creativas de promover la interactividad en tus objetos de aprendizaje.

iSpring Suite Max proporciona 12 plantillas para interacciones para crear líneas de tiempo, preguntas frecuentes, catálogos de recursos y más. Trabajar con interacciones es muy fácil: solo necesitas elegir la plantilla adecuada y añadir tu texto e imágenes.

Este objeto de aprendizaje es una forma moderna de presentar la capacitación en conocimiento del producto. En vez de darles a los alumnos una larga lista de productos y sus características, los anima a explorar las imágenes de cada producto, haciendo clic para revelar características importantes. Esto, a su vez, ayuda al alumno a retener la información.

5. Cuestionarios en línea

Los cuestionarios son herramientas de e-learning importantes porque permiten a los alumnos verificar lo que han aprendido y les dan un objetivo. Psicológicamente, es más probable que los alumnos se concentren en el contenido de la capacitación si saben que después tendrán que hacer una prueba. Las evaluaciones también ayudan a los profesionales del aprendizaje y el desarrollo, a los capacitadores y a los equipos de recursos humanos a monitorear el progreso y el desempeño de los empleados.

Con iSpring Suite Max, puedes crear cuestionarios interactivos con 14 tipos de preguntas, incluyendo preguntas de opción múltiple, verdadero o falso, zona sensible, secuencias y arrastrar y soltar.

Si estás buscando una manera de añadir cuestionarios dinámicos a tu capacitación, échale un vistazo a este divertido cuestionario de primeros auxilios. Este objeto de aprendizaje no solo se puede crear de forma rápida, sino que también es fácil de adaptar y reutilizar en otros cursos relevantes.

5 componentes esenciales de un objeto de aprendizaje

Ahora que sabes qué tipos de objetos de aprendizaje puedes crear, vamos a ver qué componentes podría incluir un OA. Vamos a usar una presentación en línea como ejemplo.

1. Título

Al elegir un título para tus objetos de aprendizaje, elige algo significativo, tangible y lo suficientemente interesante como para captar la atención de los alumnos.

Título del curso

2. Subtítulo

Los subtítulos ofrecen a los alumnos más información sobre el contenido del objeto de aprendizaje. Añadir un subtítulo breve y conciso es una excelente manera de que los alumnos sepan qué esperar.

Subtítulo del curso

3. Objetivo de aprendizaje

Es importante que los alumnos entiendan el «cómo» y el «por qué» detrás de cada objeto de aprendizaje. Al incluir un objetivo de aprendizaje, puedes explicarles a los alumnos lo que serán capaces de hacer al final de la lección (objeto de aprendizaje) y cómo encaja esto en la capacitación en su conjunto. Cuando entiendan cómo encajan todas las piezas del rompecabezas y cuál es el objetivo para el que están trabajando, estarán más motivados mientras estudian cada objeto de aprendizaje.

Objetivo de aprendizaje del curso

4. Contenido educativo

Dependiendo del tipo de objeto de aprendizaje, el contenido educativo puede variar: puede ser el texto de la presentación, el guion del diálogo o las preguntas del cuestionario, y puede completarse con los comentarios de un experto. La idea principal es que cumple con el objetivo de aprendizaje y proporciona información realmente útil para el alumno.

Para nuestra presentación, hemos distribuido toda la información textual en varias diapositivas y hemos añadido también imágenes:

Contenido educativo

5. Metadatos de los objetos de aprendizaje

Para impartir cursos digitales a los empleados, muchas empresas utilizan un sistema de gestión del aprendizaje (LMS) que es como un depósito de cursos y que ayuda a gestionar fácilmente todo el proceso de capacitación. En una sola plataforma se pueden almacenar cientos e incluso miles de objetos de aprendizaje. Para que los capacitadores y administradores de LMS puedan encontrar fácilmente el contenido que necesitan, cada OA debe tener sus propios metadatos. De esta manera será fácil encontrar un objeto de aprendizaje específico para usarlo en un curso diferente o para actualizarlo.

Un ejemplo típico de metadatos sería la fecha, el idioma o el código asignado al objeto de aprendizaje. Cuando un administrador de LMS o un capacitador sube un curso en la plataforma, debe introducir también los metadatos correspondientes.

Conclusión

Los objetos de aprendizaje pueden provenir de muchas fuentes, como por ejemplo de los repositorios en línea, pero los alumnos tienden a obtener mejores resultados con contenido de aprendizaje personalizado. Al crear tus propios objetos de aprendizaje, puedes personalizar tu contenido para que se adapte a tu público objetivo, actualizarlo fácilmente y asegurarte de que cada objeto de aprendizaje sea relevante para el objetivo de aprendizaje.

¿Quieres crear objetos de aprendizaje interesantes de forma rápida, rentable y sin esfuerzo? Entonces descarga la versión de prueba gratuita de 14 días de la herramienta de creación de cursos iSpring Suite Max.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

iSpring Suite
Crea cursos de capacitación con iSpring
Saber más
 

Comienza a crear cursos en línea rápida y fácilmente