image/svg+xml image/svg+xml image/svg+xmlimage/svg+xmlimage/svg+xml fb-white-10x14fb-10x14ok-white-10x19ok-10x19twitter-white-18x14twitter-18x14vk-white-16x11vk

El primer teléfono inteligente apareció en 1992. Fue llamado el Comunicador personal Simon. Además de para hacer llamadas, este se podía usar para enviar faxes (!) y correos electrónicos, gestionar contactos y usar un calendario. Este año Simon cumple 27 años, lo cual significa que ya tenemos la primera generación de personas para la que esta tecnología no es una novedad dado que crecieron con ella.

Sin embargo, los más jóvenes no son los únicos que están acostumbrados a esta tecnología. Hoy en día, todos estamos familiarizados con las funcionalidades de los dispositivos móviles. Es más, tenemos esta expectativa de que «en línea» también significa «móvil», y siempre al alcance de nuestras manos, ¿verdad? La experiencia de aprendizaje no es una excepción. En este artículo, aprenderás cómo puede la tecnología móvil crear un aprendizaje más eficaz e interesante.

Pero ¿qué es el m-learning?

El aprendizaje móvil, o m-learning, es un tipo de aprendizaje al que se puede acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar, y es compatible con dispositivos móviles que los estudiantes utilizan para acceder al contenido. En esta definición existen dos partes: a) estudiantes y b) dispositivos.

En lo que se refiere a la parte b), esta es fácil. Los dispositivos que hacen posible el aprendizaje móvil son los mismos dispositivos que todos tenemos en el bolsillo: los teléfonos inteligentes y las tabletas. Los usamos de tantas maneras que se han convertido en extensiones de nuestra personalidad. Resulta lógico que hayamos empezado a usarlos también para aprender. Con el m-learning, los estudiantes pueden estudiar lecciones asignadas, lecciones en vídeo y hacer exámenes directamente desde sus dispositivos.  

Al mismo tiempo, la palabra «móvil» también se refiere a los estudiantes. Para muchas personas, como los trabajadores sobre el terreno y los representantes de ventas, la movilidad es una parte esencial de su trabajo. Para otros, los desplazamientos o los viajes de negocios ocupan gran parte de su tiempo. Gracias al aprendizaje móvil, las personas ya no tienen que limitarse a determinados sitios ni a horarios específicos.

¿En qué se diferencia el m-learning del e-learning?

Usar un dispositivo móvil como plataforma para entregar el contenido no es la única característica que diferencia el aprendizaje móvil del e-learning. Los cursos de e-learning muchas veces también se pueden hacer desde dispositivos móviles, por lo que este hecho por sí solo no hace que estos cursos sean «móviles». ¿Cuáles son las otras diferencias?

Propósito diferente

Mientras que el e-learning supuestamente es una alternativa completa a las clases que se imparten en un aula, el propósito del m-learning es más bien reforzar y diversificar el proceso de aprendizaje. Ofrece a los estudiantes acceso instantáneo a fragmentos pequeños e independientes de información, que pueden estudiar desde cualquier lugar o cuando tienen un poco de tiempo libre. 

Vamos a ver el ejemplo del aprendizaje de idiomas. Si tienes que enseñar un tiempo verbal, probablemente querrás hacerlo de una manera estructurada para ofrecer a tus estudiantes una visión global del tema. Una lección de e-learning sería perfecta para esto.

Sin embargo, con el aprendizaje móvil, los estudiantes pueden repasar sus conocimientos, hacer ejercicios o ver un vídeo corto. También pueden volver a una lección cuando necesiten hacerlo, por ejemplo, si están escribiendo un correo electrónico y no están seguros de si están usando el tiempo correcto, pueden volver a la lección sobre tiempos verbales. Gracias a todo esto, el m-learning refuerza cualquier tipo de aprendizaje y ayuda a los estudiantes a retener mejor la información y a participar más.

Las lecciones tienen una duración diferente

Para que puedas hacerte una idea de lo que debería durar una lección, piensa en el contexto en el que tiene lugar el aprendizaje. Los cursos en línea tradicionales normalmente se hacen en un ordenador o en un portátil en un escritorio, y muchas veces en una oficina en la que hay una buena conexión wi-fi. Una lección típica de e-learning puede durar de 15 a 90 minutos, según el entorno en el que se aprende. 

El contenido desarrollado para dispositivos móviles debe ser dividido en unidades más pequeñas (de 3 a 5 minutos) a las que los estudiantes puedan acceder de forma más fácil desde un teléfono inteligente. Por supuesto, es posible que algunos también se sienten en sus escritorios con sus teléfonos móviles en la mano para aprender, pero es más probable que estudien mientras se desplazan. Por esto, una unidad debería tener una duración que permita a los alumnos estudiar mientras esperan en una cola o entre tareas en el trabajo.

Método de entrega diferente

Mientras que para ofrecer un curso de e-learning no se requiere un software especial, ya que puede funcionar directamente en un navegador, el m-learning necesita una aplicación con al menos dos versiones: una para dispositivos iOS y otra para Android. 

Como hemos mencionado, los cursos de e-learning se pueden visualizar en dispositivos móviles directamente en un navegador móvil. Así que, dejando de lado el hecho de que en el navegador probablemente tendríamos que hacer zoom para ver bien el contenido, ¿por qué necesitaríamos una app para ver los cursos? 

Dado que las aplicaciones móviles nativas son diseñadas específicamente para dispositivos móviles, tienen acceso a recursos y funciones del sistema operativo que las aplicaciones web no tienen. Las aplicaciones móviles hacen que la experiencia del usuario sea más fluida en general, dado que estas apps tienen acceso a la cámara, las entradas de audio, los lectores de códigos de barras y otros sensores integrados. Las aplicaciones de m-learning también pueden incluir características como la posibilidad de hacer cursos sin conexión, guardar el progreso y ejecutar procesos en segundo plano.

En resumen, el m-learning no es una versión portátil más pequeña del e-learning, es un medio de aprendizaje totalmente distinto que afecta al contenido de la formación.

¿Diseñar cursos de aprendizaje móvil es similar a diseñar contenido de aprendizaje electrónico?

La respuesta corta es NO. La principal restricción de diseño de los dispositivos móviles es el tamaño de pantalla más pequeño. Esto nos lleva a dos aspectos que se deben tener en cuenta antes de empezar el proceso de creación de un curso.

1. El método de entrada

El contenido de e-learning está diseñado para ser usado con un pequeño puntero de ratón, mientras que el contenido de m-learning se manipula con el dedo. Esto significa que todos los elementos de la interfaz en los que se puede hacer clic deben ser más grandes, para que no sea difícil para los estudiantes pulsar un botón o un enlace.

2. La cantidad de contenido en la pantalla

La pantalla de un ordenador de escritorio puede tener un tamaño de entre 19 y 34 pulgadas. En comparación, el iPhone XS Max, que actualmente es el iPhone MÁS GRANDE de todos, tiene una pantalla de 6,5 pulgadas. Por esto, no puedes permitirte malgastar píxeles en elementos sofisticados y debes incluir solo lo más importante. La regla de oro es: una pantalla, una idea.

Diseño complejo de un curso para ordenadores de escritorio vs. diseño minimalista para dispositivos móviles

Cuando creas cursos móviles, solo tienes espacio para lo más importante.

¿Qué tipo de contenido de aprendizaje puedo usar para el aprendizaje móvil?

1. Cursos y cuestionarios en línea

Con la ayuda de los cursos de aprendizaje en línea, puedes ofrecer formación sobre una gran variedad de temas importantes. Si usas el aprendizaje combinado, puedes utilizar un curso móvil corto como contenido previo al trabajo o posterior a la formación. Los cuestionarios pueden incluirse en los cursos o usarse como evaluaciones separadas.

Consigue más información sobre cómo crear cursos de e-learning.

2. Vídeo

El 95% de las empresas utilizan algún tipo de vídeo para la formación de sus empleados. Para el m-learning, los vídeos son el tipo de contenido más popular por dos razones. Es más cómodo consumir contenido a través de vídeos que leyendo o escuchando. Los videos contienen una gran cantidad de información, pero tienen una duración corta. Esto hace que la formación dure menos.

3. Podcasts

El contenido de audio es un formato muy útil para el m-learning. Aunque no tiene elementos visuales, hay muchas situaciones en las que un componente visual no es de gran ayuda (por ejemplo, entrevistas con expertos en la materia) o puede distraer (por ejemplo, mientras se conduce). En estos casos, los podcasts pueden ser una solución de m-learning simple y efectiva.

¿Puedo usar los cursos de e-learning que ya tengo para el m-learning?

Si quieres que tus cursos funcionen en dispositivos móviles, debes publicarlos en formato HTML5. Así que, la respuesta a esta pregunta depende principalmente de la herramienta de creación de cursos que uses, pero técnicamente, sí, puedes usarlos. 

Por ejemplo, si has creado tus cursos con iSpring Suite, tu contenido se proporcionará de manera predeterminada con un reproductor adaptable. Este ajusta automáticamente el contenido, los elementos de navegación y controla el tamaño de la pantalla, por lo que los cursos se verán bien tanto en ordenadores de escritorio, como en tabletas y teléfonos inteligentes. Esta es, quizás, la manera más fácil de convertir rápidamente cursos y presentaciones preexistentes en contenido para dispositivos móviles.

Sin embargo, lo típico es crear contenido para dispositivos móviles primero. Por lo tanto, aunque puedes convertir rápidamente los cursos existentes en curso para dispositivos móviles con herramientas como iSpring Suite, para ofrecer a los estudiantes una mejor experiencia, debes intentar cumplir al menos con los requisitos básicos que hemos mencionado anteriormente para el contenido del m-learning:

  • El contenido se puede proporcionar en partes pequeñas.
  • No incluye elementos demasiado pequeños.
  • Una pantalla, una idea.

¿Cuál es la diferencia entre el diseño adaptable y el responsivo?

Aunque cada vez hay más tamaños de pantalla diferentes, todavía existen solo dos enfoques para abordar este problema. Quizás hayas oído hablar del diseño adaptable y del responsivo.

  • Con el diseño adaptable el contenido se distribuye de varias maneras para múltiples tamaños de pantalla. El contenido puede distribuirse de manera distinta para teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores de escritorio. Cada uno de estos diseños está hecho de antemano. Cuando un estudiante abre un curso, el sistema detecta el tamaño de la pantalla y muestra un diseño específico. Si sabes con certeza qué dispositivos (y sus tamaños) usan tus estudiantes y que no usarán nuevos modelos con características diferentes en el futuro, el enfoque adaptativo es una buena solución. 
  • El diseño responsivo utiliza una disposición fluida. Independientemente del tamaño de pantalla de los dispositivos de tus estudiantes, el mismo diseño responde automáticamente al tamaño de la pantalla: escala y mueve elementos y ajusta las funciones. No tienes que hacer una lista de los dispositivos que usan tus estudiantes ni crear varios diseños, ya que el diseño se reducirá o ampliará sin problemas, ¡como Alicia en el país de las maravillas!
La diferencia entre diseño adaptable y responsivo

¿Qué herramientas puedo usar para crear m-learning?

Podemos visualizar los elementos del m-learning como un triángulo cuyos lados son:

  • una herramienta de autor,
  • un sistema de gestión del aprendizaje,
  • y una aplicación.
Herramientas necesarias para crear m-learning

El ecosistema del m-learning

Una herramienta de autor te permite crear cursos, presentaciones, lecciones en vídeo, evaluaciones y simulaciones que quieres que tus alumnos estudien. Esta debe permitirte publicar en formato HTML5. 

Un sistema de gestión del aprendizaje es como un centro de control donde puedes subir el contenido de la formación, asignarlo a los estudiantes, monitorizar las estadísticas y crear informes. (Por cierto, si todavía no usas un LMS, tenemos un artículo detallado).

Hay una aplicación móvil disponible para garantizar una experiencia de aprendizaje fluida para los usuarios finales. Los usuarios la instalan desde la tienda de apps en sus dispositivos y la usan para estudiar los materiales asignados.

Si usamos las herramientas de iSpring como ejemplo, el ecosistema del m-learning estará formado por:

  • iSpring Suite, una herramienta de creación de cursos que te ayuda a crear contenido listo para dispositivos móviles con facilidad;
  • iSpring Learn, un sistema de gestión del aprendizaje;
  • iSpring Learn, una aplicación móvil gratuita para iOS y Android.

¿Debería implementar el aprendizaje móvil en mi empresa?

El aprendizaje móvil puede considerarse una respuesta a todas las necesidades de formación corporativa, pero ¿vale la pena implementarlo en tu empresa? A continuación, te ofrecemos algunos indicadores que te ayudarán a tomar la decisión correcta. Marca las casillas si este es tu caso.

Tus empleados ya son móviles

En el caso de muchos puestos de trabajo, no existe un lugar de trabajo determinado. Los vendedores, consultores, trabajadores del servicio de transporte o mantenimiento están muchas veces en movimiento, por lo que el aprendizaje móvil se adapta a su estilo de trabajo.

Tu equipo es remoto (total o parcialmente)

Existen varias combinaciones: tu equipo está disperso por todo el mundo, tienes sucursales o tus empleados vienen a la oficina de vez en cuando, o nunca. Gracias a Internet, un empleado puede estar en una cafetería, en la oficina de su casa o en una tumbona y al mismo tiempo estar «en el trabajo».

Tu equipo es joven

Para la Generación Z (personas nacidas entre 1995 y 2010), cuyos miembros más jóvenes ya tienen 11 años, los teléfonos inteligentes no son una novedad.

No dispones de mucho tiempo para la formación

Seamos realistas, en un mundo en el que el multitasking es cada vez más frecuente, hay mucho menos tiempo para la formación tradicional, en la que primero se estudia y después se aplican los conocimientos. El aprendizaje móvil permite a las personas usar sus ratos libres para estudiar algo útil para su trabajo y aplicar de forma inmediata los conocimientos adquiridos recientemente.

Necesitas una solución para reforzar el contenido

Aunque el m-learning puede no ser la mejor opción para enseñar algo desde cero, ofrece resultados excelentes a la hora de reforzar el contenido de aprendizaje principal. El aprendizaje móvil se integra en el flujo de trabajo del mundo real y te ayuda a guiar y formar a los empleados cuando y donde lo necesiten.

Necesitas una formación más rápida

Mantener una ventaja competitiva requiere formación frecuente, ya que la tecnología cambia rápidamente y todos los días aparecen nuevos productos, servicios y enfoques. El aprendizaje móvil puede ofrecer conocimientos en tiempo real cuando sea necesario.

Consejos para hacer que el aprendizaje móvil sea todavía más efectivo

El aprendizaje móvil definitivamente puede ofrecer resultados increíbles para tu empresa. A continuación, encontrarás algunos consejos que te ayudarán a hacerlo aún más eficaz e interesante.

  • Usa gamificación. Haz que aprender sea divertido añadiendo gamificación. La mayoría de los LMS te permiten asignar puntos según las calificaciones obtenidas y las evaluaciones finalizadas y otorgar insignias. También puedes ofrecerles a tus estudiantes tablas de clasificación en las que pueden hacer un seguimiento de sus resultados y ver cómo se comparan con sus compañeros.
Gamificación en iSpring Learn
  • Diversifica tu contenido. Hay muchos tipos de contenido que se pueden usar para adaptarse a diferentes estilos de aprendizaje, ofrecer formación situacional y transmitir información. Por ejemplo, puedes pedirles a tus empleados que vean un tutorial en vídeo para hacerse una idea de un nuevo producto y sus características, pedirles que hagan un cuestionario en línea para ver si han entendido el material u ofrecer una simulación de diálogo para ayudarlos a dominar sus habilidades de comunicación.
  • Permíteles que hagan descansos. Tus estudiantes deben poder pausar el curso en cualquier momento y reanudarlo donde lo dejaron sin perder su progreso. Esto es útil si el curso es extenso, ya que es posible que no todos los estudiantes puedan completarlo de una sentada. 
  • Pide feedback. Consigue feedback de los usuarios después de que estos terminen un curso. Esta es una manera excelente de evaluar cómo de efectivo es un curso y si es necesario mejorarlo. Al poder expresar su opinión, los estudiantes se sentirán más valorados e implicados en el proceso. 
  • Premia a tus estudiantes. Reconoce los logros de tus estudiantes otorgándoles un diploma cuando finalizan un curso. Por suerte, muchos LMS corporativos te permiten hacer esto automáticamente. Al recibir un diploma, los estudiantes sienten que el empleador aprecia todo el trabajo y el tiempo que dedicaron al curso.

¿Has probado ya el m-learning en tu empresa o estás pensando en hacerlo? ¡Comparte tu opinión con nosotros en la sección de comentarios de abajo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

iSpring Suite
Crea cursos para el aprendizaje móvil ahora
Saber más
 

Comienza a crear cursos en línea rápida y fácilmente