image/svg+xml image/svg+xml image/svg+xml image/svg+xml image/svg+xml fb-white-10x14fb-10x14ok-white-10x19ok-10x19twitter-white-18x14twitter-18x14vk-white-16x11vk

El desarrollo continuo del conocimiento es fundamental para el éxito de cualquier organización. Por lo tanto, muchas empresas han tomado la iniciativa de capacitar a su talento a través de programas educativos bien definidos. Cuando esto es así, se habla de una universidad corporativa, pues se trata de una entidad dentro de la misma empresa destinada a la formación especializada del personal.

En este artículo, profundizaremos en este concepto, sus características principales, sus objetivos y utilidades. También haremos una revisión de casos de éxito de compañías con universidades corporativas para ofrecerte un panorama completo de su importancia en el mundo empresarial actual.

¿Qué es la universidad corporativa?

Esencialmente, una universidad corporativa es una entidad educativa dentro de una organización que se encarga de la formación continua del personal. Debido a que todos sus cursos y programas están enfocados al uso interno, entra dentro de la categoría de la capacitación de personal. Esta modalidad busca estructurar y sistematizar los planes de enseñanza con base en las necesidades de la empresa. Así, permite hacer una gestión sistematizada del personal y su desarrollo.

Qué es la universidad corporativa

A menudo, se utiliza una metodología similar a la de los planes de estudio de las instituciones de educación superior. Y de ahí nace dicha comparación. Se trata de adoptar las estrategias de aprendizaje más efectivas y orientarlas a programas altamente especializados con un impacto directo y favorable. En ocasiones, esta modalidad se conoce también como el e-learning empresarial.

Además de ser una modalidad excelente para desarrollar capacidades y conocimientos, también fortalece la cultura empresarial. Las universidades corporativas permiten a los empleados mejorar sus capacidades o incluso adquirir nuevas habilidades para desempeñarse mejor. Esto puede aumentar, no solo la productividad, sino la satisfacción y la motivación.

También se convierten en espacios idóneos para la formación de grupos y el fortalecimiento de equipos de trabajo. Son un ámbito en el que los trabajadores tienen la oportunidad de conocer a sus colegas y enriquecerse con sus experiencias y desafíos propios.

Características de la universidad corporativa

Al tratarse de una entidad que nace de las necesidades de cada empresa, las características difieren según la industria. El modelo de una institución podría no ser el más adecuado para otra. Sin embargo, podemos encontrar diversos elementos en común que son fundamentales para las empresas que deciden implementar esta modalidad de aprendizaje.

Características de la universidad corporativa
  • Programas de aprendizaje: la universidad corporativa va más allá de una capacitación inicial de incorporación, un curso o un taller. Está orientada a producir toda una estructura de aprendizaje con base en una metodología que le permita al personal desarrollarse integralmente. Similar a cómo las universidades tradicionales tienen planes de estudio completos para cada una de las carreras.
  • Segmentación y especialización: los planes se crean a partir de las necesidades y áreas de crecimiento de la organización. Y ya que cada área o departamento enfrenta distintos desafíos, las universidades corporativas están orientadas a ofrecer aprendizaje especializado y aplicable.
  • Practicidad: la intención de la universidad corporativa es mejorar el desempeño, no retrasarlo. Por ello, sus planes tienden a ser flexibles y muy prácticos para que no interfieran con las actividades cotidianas. Muchos programas incluso se ofrecen de forma 100% remota y al ritmo del empleado, para que él o ella gestione sus tiempos.
  • Visión a futuro: las universidades corporativas no buscan únicamente atender las necesidades actuales de las empresas. Las impulsa una visión de mejora integral hacia el futuro, en preparación a desafíos próximos. Es una apuesta y una inversión tanto para el presente, como para el futuro a largo plazo.
  • Uso de la tecnología: las universidad corporativa aprovecha los grandes avances que ha habido en la capacitación en línea para impulsar sus programas. Así, el uso de sistemas de gestión de aprendizaje (LMS) y herramientas de diseño de cursos son el sustento de estas entidades.

Tipos de universidades corporativas

Podríamos decir que hay tantos tipos de universidades corporativas como el número de empresas que las usan. Sin embargo, las podemos agrupar en tres grandes rubros:

Instalaciones físicas

El equivalente a un campus universitario. Unas instalaciones, usualmente fuera de la empresa, que se usan como sede para la universidad corporativa. Ideal para aquellas organizaciones que operan de forma local y cuyo personal reside en una misma ciudad.

Además de una interacción más fluida, permiten una mayor integración de los asistentes para incentivar el fortalecimiento de equipos de trabajo. Otro beneficio de este tipo de universidad corporativa es el desarrollo de habilidades como el liderazgo, la comunicación efectiva y el compromiso grupal.

Modalidad remota

Vivimos en un panorama de negocios globalizado. Muchas grandes empresas tienen equipos de trabajo conformados por talento de distintas localidades, ciudades e incluso países. El aprendizaje in situ muchas veces simplemente no se adapta a los flujos de trabajo de numerosas compañías, y es ahí donde una universidad corporativa virtual brilla.

Las ventajas son muy similares a las de otros tipos de aprendizaje remoto: practicidad, total flexibilidad de horarios y ubicaciones, mayor facilidad para que los estudiantes gestionen sus propios tiempos, etc. Además, esto permite contar con formadores que de otro modo no podrían impartir los cursos de formación.

También se trata de un modelo más fácilmente escalable. Establecer un sistema de gestión de aprendizaje es posible implementar un plan de formación a gran escala dentro de una organización. Varias compañías incluso llevan sus programas a escala internacional, lo que permite una integración en varios niveles de la organización. Algo que en definitiva no sería posible de otra manera.

Sociedades con instituciones educativas

Otras compañías que quizás no tengan la experiencia o los recursos para crear su propia universidad corporativa confían en organismos externos. En su mayoría, se trata de instituciones de educación superior que gestionan toda la creación y enseñanza de los planes según las directivas de la empresa.

Este modelo es más relevante en aquellas industrias en las que se requieran especializaciones técnicas que la empresa no pueda ofrecer. Un ejemplo podrían ser técnicos automotrices, operadores de maquinaria o ingenieros que desarrollen sus capacidades técnicas.

En ocasiones, esto también se lleva a cabo en forma de becas y apoyos. Así el personal a cursos, especializaciones e incluso maestrías en los que exista un convenio.

Nota: estos modelos no son excluyentes, y pueden convivir sinérgicamente en modalidades híbridas donde se aprovechan los beneficios de cada una.

Objetivos de una universidad corporativa

Está claro que la razón principal que da vida a las universidades corporativas es el desarrollo integral de los empleados. Las empresas están conscientes que el crecimiento de su personal es la clave para su propio crecimiento como compañía. Una vez entendido esto, existen numerosos incentivos adicionales para la creación de una universidad corporativa.

  • Homogenización y estandarización: tener un esquema de capacitación sistemático permite alinear a todo el personal bajo los mismos estándares. Así, todos caminan hacia una misma dirección para lograr sus metas.
  • Mantenerse actualizado: una UC es un excelente vehículo para mantenerse a la vanguardia en las tendencias y cambios de cualquier industria. De esta manera, el talento tiene un lugar al cual recurrir para actualizarse constantemente.
  • Fortalecer la cultura corporativa: la universidad corporativa es un lugar ideal para transmitir los valores, la visión y la cultura de la empresa. Se crea un sólido sentido de pertenencia entre los asistentes, pues desarrollan sus carreras profesionales de la mano del empleador.
  • Proyecta una imagen comprometida: la existencia de un programa de desarrollo integral puede ser un argumento a favor al incorporar talento. Las grandes empresas con universidades corporativas transmiten un sentido de compromiso e interés en ayudar al personal a alcanzar su máximo potencial.
  • Desarrollo de otras habilidades: al tiempo que los empleados fortalecen las habilidades propias de sus labores, también desarrollan otras habilidades útiles en cualquier ámbito. Algunos ejemplos son el liderazgo, el trabajo en equipo, la comunicación y las relaciones humanas.

Además, la universidad corporativa es un ambiente propicio para brindar un reconocimiento al personal. La gratificación y el sentido de realización que puede experimentar un empleado al concluir exitosamente uno de los programas es otra gran ventaja. No solo contará con mejores herramientas para desempeñarse en su posición, sino que podrá considerarlo como un logro.

Ejemplos de universidades corporativas

Se dice que la famosa “Hamburger University” (hoy en día Campus Arcos Dorados), fundada en 1961, fue la primera universidad corporativa, aunque dicho término no había sido acuñado aún. Actualmente consta de un centro global de formación que está segmentado en los distintos países en los que opera la cadena. No obstante, la imaginería, el diseño y el lenguaje utilizados cohesionan perfectamente cada portal dentro de su cultura empresarial.

A través de los años varias compañías de renombre han fundado centros de formación con gran éxito.

Universidad Apple

Fue fundada por Steve Jobs en el 2008, y tiene su sede en Cupertino, California. Ofrece numerosos cursos para ahondar en la cultura y valores de este gigante tecnológico. Además, profesores de prestigiosas universidades como Harvard, Yale y Stanford han impartido clases en sus aulas.

Pero este campus no es el único lugar en el que los empleados de Apple pueden continuar con su formación. Existen cursos en línea específicamente diseñados para cada país en los que opera la empresa a través de Apple Education.

Universidad Pepsico

Se trata de un programa de formación global que aprovecha el poder del e-learning para ofrecer oportunidades de desarrollo a todo el personal. En esta universidad corporativa, los empleados de pepsico pueden desarrollarse en temas de finanzas, gestión, liderazgo, entre otros. En definitiva son conocimientos útiles únicamente en el ámbito de su trabajo, sino también para el resto de su vida como profesionales.

Academia Volkswagen

La empresa automotriz tiene universidades en varios países en los que opera donde ofrece planes de formación a sus empleados. Es destacable que también ofrece cursos para el público en general que quiera adentrarse y saber más sobre la empresa. Esto nos habla de otro uso interesante de las universidades corporativas de cara al público.

Instituto Disney

The Walt Disney Company tiene un programa de formación global sumamente completo que abarca distintos frentes: cursos presenciales en sus distintos parques alrededor del mundo, cursos regionales, cursos en línea disponibles durante todo el año y, finalmente, un programa de cursos para empresas.

Este último punto es interesante ya que está dirigido a empresas y profesionales externos que quieran aprender y enriquecerse con el conocimiento de Disney como negocio. Dichos cursos tienen valor y utilidad para cualquier industria, no sólo en el entretenimiento. Esto nos permite ver una aplicación más de la universidad corporativa, que en este caso se usa casi como un modelo de negocio B2B.

Conclusiones

Es evidente que el desarrollo y la formación del personal han adquirido una enorme relevancia en el panorama contemporáneo de negocios. Hoy más que nunca las empresas invierten fuertemente en formar mejores profesionales desde casa, en lugar de recurrir a un ciclo sin fin de contrataciones.

Por ello, la universidad corporativa debe entenderse como un elemento fundamental de cualquier compañía. Tal como lo serían cualquier departamento o área de operación. No se trata de una entidad independiente y alejada del seno de la organización, sino una extensión de la misma.

Conforme avanza el mundo de la capacitación de personal, también lo hacen las herramientas que la fortalecen y la vuelven más fácil de gestionar. Al final de cuentas, todas las grandes empresas, sin excepción, aprovechan al máximo las herramientas de e-learning en sus planes de formación.

Así que sin importar la industria, el tamaño o la forma de operar de una compañía, contar con un sistema de gestión de aprendizaje ya no es un lujo, sino una inversión con beneficios evidentes.

Si quieres saber cómo un LMS puede ayudarte a crear una universidad corporativa de forma efectiva y escalable, comienza una prueba gratuita de 30 días y descúbrelo tú mismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

iSpring Learn
Universidad corporativa con una plataforma fácil
Saber más
 

Comienza a crear cursos en línea rápida y fácilmente